Archive for the ‘Pareja’ Category

Verdad

enero 11, 2008

verdad.jpgVerdad a medias: mentira a medias. Quien miente por omisión oculta la verdad. No por mucho tiempo. No. Quien no dice la verdad, miente abiertamente. ¿Habrá mentiras buenas, piadosas? Quizás, no. Seguramente, no. ¿Es verdad que la verdad daña? ¿Qué la verdad lesiona? ¿Qué la verdad mata? Sí, la verdad hace todo eso contra la mentira. Sí, contra la oscuridad. Porque verdad es luz. Y la luz molesta. A veces encandila. A veces la luz hiere los ojos. Es que no estamos criamos en la verdad completa. No. Muy al contrario. Estamos criados con la verdad a medias: la mentira a medias. La distorsión de la percpeción del mundo es para no traumatizar al niño. Para que sea feliz. Y así el niño entra en ese otro mundo. Se condena a una realidad de velos, de nieblas y de sombras. En esta realidad se hace mayor de edad. Ideologizado. Ficcionado. Esclavo. Carente de la espada de la verdad. Carente del candil de la verdad. Y vamos, pues, a oscuras. Esclavos de la oscuridad. Esclavos. Y para vivir auténticamente necesitamos ser libre. Parte de la clave: 8:32.

Senos

diciembre 28, 2007

senos1.jpgEra joven. Había añadido a sus senos silicona. Y sonreía, detrás de tanta silicona. “Así les gusta a los hombres”. Eso dijo. ¿A los hombres? Suena a sonambulismo de mujer tonta. A patraña, como la de “hay” que tomar equis litros de agua al día. La ciencia ya dijo que no es verdad. El infundio, eso sí, reactivó la economía. Miles de millones de dólares se gastan hoy al año en agua artificiosa. Pero las silicónicas mamas, ¿también producirán miles de millones de dólares al año? Sin titubeos, la respuesta es sí. El encadenamiento productivo va del químico industrial de la silicona al transportador al exportador al importador al médico al anestesista al dueño de la clínica y no sé cuántos otros más. Todos, eso sí, maman de los senos postizos. Niños desamparados maman del cuerpo extraño. ¿Cómo será la vejez de estas tontas mujeres silicónicas? ¿No padecerán de artritis, de artrosis, de columna sinuosa, de alzhéimer, de catarata ocular, de insomnio, de estreñimiento? Por eso, por favor les pido les ruego les exijo que me excluyan inmediatamente de aquella tonta afirmación. No soy parte de los hombres. Busco, con desespero, el polímero de inercia química para adherir vidrios y aislar humedades. Pero esas bolsas de silicona me producen náuseas. Y vomito.

Eunucos

diciembre 21, 2007

luzdelcielo.jpgSegún Mateo. Su capítulo 19. Según el versículo 12, Jesús respondió:

–Pues hay eunucos que nacieron así del vientre de su madre, y hay eunucos que son hechos eunucos por los hombres, y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por causa del reino de los cielos. El que sea capaz de recibir esto, que lo reciba.

Soy capaz de recibirlo, señor. Lo recibo porque lo comprendo. Lo comprendo porque no es juzgar. No juzgo. Comprendo. En el primer caso, el eunuco, el homosexual, nace. Sí. La ciencia lo confirma hoy. La homosexualidad es un gen. En el segundo caso el eunuco, el “castrado”, es víctima de pedofilia. Es “hecho eunuco, por los hombres”.

En el tercer caso, el del “poco viril”, lo es a causa del reino de los cielos. Porque de los cielos proviene su condición. Más que condición, su decisión. Decide recibir el cielo. Aceptar la voz. Atender el llamado. Ir en pos. Derivar su potencia genital hacia el cielo. Hacia el Padre. Porque su reino es suficiente. Lo es todo, en realidad. Allí –aquí y ahora– no es necesario ser viril. No hace falta mostrar que lo es. Es.