Archive for the ‘Gobiernos’ Category

Demencia

julio 10, 2007

demencia.jpgArgumentos. Discursos. Por buenos, en veces no se compadecen con la realidad. Muchas veces. Y suenan coherentes. Son convincentes. Pero el tiempo los decanta. Los hechos por venir los decanta. Y entonces se convierten en su contrario. Falacias. Amañamientos. Basura. Como el de la guerra preventiva. ¡Una guerra… preventiva! ¿Podrá una mente sana elaborar tamaño argumento? Y el planeta entero lo creyó. ¡Tonto planeta! No se habla del dictadorzuelo Sadam Hussein. Criminal. Asesino. Exterminador de kurdos. No, no se habla de ese espécimen. Que fue vergüenza del género humano. Se habla de la argumentación. Y hoy, se lo que ha costado sustentar en la realidad ese argumento. De acuerdo con los congresistas Demócratas, los liberales de la sociedad estadounidense, ¡Iraq exige disponer de 12.000 millones de dólares al mes! ¡Doce mil millones de dólares cada 30 días! ¡Cuatrocientos millones de dólares al día! ¿Saben cuánta ayuda a países necesitados de otras partes, podrían salir de la pobreza con ayudas de estas dimensiones? Ayuda social. Ayuda en salud, en vivienda, en empleo, en fábricas, en educación, en vías, en otros. No en la fabricación de una guerra. No en la ficción de una guerra preventiva. No en esa entelequia. No en esa demencia.

Anuncios

Salvajismo

junio 16, 2007

Hubo un tiempo en que se intentó comprenderlo. Se trató de asimilar la médula tras su apariencia salvaje. Se creía que detrás de los cadáveres que dejaban los de aquel pueblo a su paso había una razón profunda. Tenían una razón profunda para dejar esos cadáveres a su paso. Había en ello una sabiduría de años. Unas raíces milenarias. Y esa sabiduría provenía de antes de los tiempos de Cristo, al parecer. Había surgido una disputa, que se remontaba a las antiguas doce tribus del comienzo de la Humanidad. ¿De cuál de ellas provenía este inmarcesible pueblo belicoso? Ya se perdió la memoria. ¿Y por qué ese pueblo se quedó siendo simplemente una tribu? Con el paso de los años no se observa nada de fondo en su reclamo. No se confirma ninguna presunta médula. Ninguna supuesta sabiduría. ¿Nos habrán engañado? ¿Timado, con historias milenarias? Porque no hay más que sangre en el anhelo de sus pechos, al parecer. Y olor a pólvora en sus manos. Y crímenes por millares en sus retinas. Todo, obviamente, en nombre de Libertad. ¡Oh, Libertad!, te tratan como ramera. Los de esta tribu asesinan en tu nombre. Se han vuelto la pesadilla de la Humanidad. En ellos no hay templanza. Es un pueblo que este miércoles recién pasado, firma unos acuerdos de paz, y hoy dispara sus más recientes calaveras. ¡Pales para este pueblo! ¡Lestino que lo merece! Su alma ya está viciada, ya está borracha de sangre ajena. Ya son mentiras sus discursos de convivencia, su antiguo reclamo, su presunta razón. Ya no tiene otros motivos, pueblo, que sus actos de muerte. Que su esencia, lastimosamente, de antediluviano salvajismo tribal.

Visiones

junio 2, 2007

tves1.jpgSin apasionamiento. Procurar no tenerlo. Al menos intentarlo, sin apasionamiento. El caso de Radio Caracas Televisión (RCTV) en Venezuela. Se le venció la licencia y el Gobierno no se la renovó. Legalmente, el Gobierno no atropelló a RCTV. Legalmente podía reservarse el derecho de refrendar el permiso, o no hacerlo. Ya lo sabemos: no refrendó la concesión. Y este hecho nos pone en el terreno en el que es necesario razonar sin apasionamiento. Intentarlo, al menos. Por eso, visto el hecho desde el punto de vista del Derecho, no hubo atropello. Los propietarios van a perder dinero. Sí. Los propietarios habían invertido en equipos y recurso humano. Los propietarios pagaban impuestos y salarios. Ahora ya dejaron de hacerlo. Su importancia no era sin embargo el cableado del edificio, las antenas, las cámaras, los estudios de edición. La importancia de RCTV estaba en lo que emitía. En los contenidos de su programación. Importancia, tanto para los propietarios de RCTV como para el Gobierno. Y era lo que estaba en juego. El juego lo ganó el Gobierno. Legalmente lo ganó. El Gobierno quiere ahora poner otros contenidos. Los de su ideario. Los de su credo. El presidente Hugo Chávez lo llama Bolivariano. El credo Bolivariano. Otra cosa distinta a los contenidos que venían poniendo al aire los propietarios de RCTV. El espectro electromagnético ya no emitirá lo que quieran los propietarios de RCTV sino lo que quiera la Fundación Televisora Venezolana Social (TVes). El credo bolivariano. ¿Por qué no? Si tiene el poder del Estado y el poder del Gobierno. Si el presidente Hugo Chávez ha sido el mandatario latinoamericano que más elecciones ha ganado. El que más se ha sometido a las urnas. El más ganador. El más escrutado. El más votado. ¿Por qué no tener un canal de televisión para expresar el ideario que ha ganado el mayor número de elecciones en la historia de Venezuela? ¿Por qué, no? Pero se le llama Dictador. ¿Por qué? Si las castas opulentas que han tenido el poder de los medios de comunicación han transmitido sus ideas durante decenas de años, ¿por qué no puede transmitir sus ideas quien más elecciones ha ganado? Aquí está la clave. Esta es la clave. Aquí estaría la auténtica Democracia. Al final, se trata de dos miradas sociales, contrapuestas. Son dos visiones sociales contrapuestas. ¿Por qué una sí podía transmitir su mirada, sin tener el poder del Estado ni el poder del Gobierno, y sin haber ganado las elecciones, y por qué no puede transmitir su mirada quien ahora tiene el poder del Estado y el poder del Gobierno y ha ganado todas las elecciones? ¿Por qué, no? Son proyectos de sociedad contrapuestos. Sí. Esta es la pugna. De esto se trata.