Archive for 31 agosto 2007

En

agosto 31, 2007

Importante preposición. En veces, toma la forma em, en verbos; y para formar adjetivos parasintéticos. Tal: empalizar, embrutecer, empapelar. Denota el momento de una cosa: En proceso. Indica ocupación: Experto en evasivas, Especializado en neurocirugía. Significa lugar: Está en la alcoba, Está en la mesita de la sala. O sobre, respecto de: En la Ley se habla de ello. La Academia Real dice: señala en qué lugar, tiempo y modo se realiza lo que significa el verbo a que se refiere. ¿Queda claro? Pone por caso: Pedro está en Madrid, Aquello sucedió en Pascua, Tengo en depósito. Dentro, también es una posibilidad: Lo encuentra en el club, Vive en el mar. Ocupa un espacio, un lugar: Estás en los cielos.

Anuncios

Estilo

agosto 28, 2007

estilo.jpgTodos buscamos un estilo. Todos copiamos y/o queremos tener un estilo. Nos enorgullece un estilo en lo que escribimos. Un estilo en lo que vestimos. Un estilo en lo que habitamos. ¡El estilo es el hombre! ¿Eso dicen? Pero, ¿es cierto lo que dicen? No parece serlo, del todo. Alguien dice que el estilo es la incapacidad de innovación. El estilo es el descubrimiento del método. El estilo es la aplicación reiterada de ese método. El estilo nos hace cómodos. Nos sentimos cómodos en nuestro estilo. Nos hacemos y/o volvemos cómodos. Y exhibimos con orgullo esa inmovilidad. Mas el desastre está en que los demás llegan a admirar nuestro estilo, y nosotros admiramos el estilo de aquel. ¡Reaccionarios que somos!

Estás

agosto 23, 2007

estas.jpgEn otro idioma se usa la misma expresión. Ser o estar. Son cosas distintas. Ser habla de la esencia, estar de la ubicación. Estar, sin embargo, es presencia. Así que se relacionan. Estar contento, hace referencia a la condición. Ser contento sería otra cosa, aunque emparentada. Vamos a convenir que están emparentados. Estar es lo que hoy convoca. Estoy aquí y ahora. Tú también. Estás. Tú estás. Qué bueno que así ocurra. Hay momentos en que nosotros debemos estar. Y otros en que los otros deben estar. O yo debo estar, o tú debes estar. Y más que condición, en este caso es compañía. Si tú me necesitas, cuenta con que yo estoy. Si yo te necesito, quisiera contar con que tú estás. Quisiera. Aunque él, lo sé, siempre está. Y si es él, pues estás. Y si es nuestro, lo esperable es que esté. Tú, estás. Ser o estar. Eso eres tú: nuestro padre, que estás.